Parque Nacional Lauca: El tesoro colorido del Altiplano – Atakama Outdoor
Parque Nacional Lauca: El tesoro colorido del Altiplano

Parque Nacional Lauca: El tesoro colorido del Altiplano

En el extremo norte de nuestro país y a más de 4.000 m.s.n.m, se emplaza el Parque Nacional Lauca. Un tesoro de la biodiversidad reconocido por la UNESCO y que limita con el Parque Nacional Sajama en Bolivia, ambos coronados por el imponente volcán Parinacota. Los flamencos, volcanes, flores y lagunas convierten estas más de 130.000 hectáreas de área protegida en un oasis colorido en el desierto de Atacama, que sin duda vale la pena visitar.

Entre el altiplano y la precordillera, y en altitudes que van desde los 3.200 hasta los 6.342 m.s.n.m, se encuentra el Parque Nacional Lauca. Reconocido en 1965 como reserva forestal, en 1970 como parque nacional y en 1981 declarado como parte integral de la red mundial de reservas de la biosfera por la UNESCO, el Lauca despliega una enorme variedad de flora, fauna y riqueza paisajística que lo convierten en uno de los destinos obligatorios para quienes quieren conocer el desierto chileno. 

Ubicado en la comuna de Putre, provincia de Parinacota, y con una superficie de 137.883 hectáreas, el parque nacional protege la flora y fauna del altiplano, además de valiosos ecosistemas para la vida como bofedales, lagunas, bosques de Queñoa y el Lago Chungará, el lago no navegable a mayor altura de todo el mundo. En sus alrededores, pueblos y localidades mantienen las tradiciones de sus primeros habitantes, los aymara.

El tesoro colorido del desierto de Atacama 

En este parque, los colores del desierto de Atacama, el más árido del mundo, poco a poco dan paso al verde, rosado, gris, blanco y azul, debido a la enorme diversidad de especies de fauna, a sus volcanes y lagos.

Su extensión permite albergar especies como pumas, tarucas, vizcachas, vicuñas, el zorro culpeo andino y los guanacos. Además, es hogar de más de 60 especies de aves, desde el caití hasta el cuervo de pantano de la puna, pasando por el flamenco chileno, la gaviota andina, perdiz de la puna, el ñandú y la tagua gigante, entre otras.

Si tu objetivo es ir a avistar fauna, te aconsejamos levantarte muy temprano, pues tendrás más posibilidades de ver vicuñas, ñandúes y otros animales salvajes.

Por si la sorprendente biodiversidad fuera poco, además este parque alberga increíbles paisajes, entre los que destacan las Cotacotani, conjunto de lagunas e islotes de belleza telúrica, así como el lago Chungará, uno de los más altos del mundo (4540 msnm). Estos cuerpos de agua son rodeados por cumbres de más de seis mil metros de altitud, tales como los nevados Parinacota y Pomerape (Payachatas).

Agua, volcanes y bosques, -sí, también bosques en el desierto más árido del mundo- llenan de color el Lauca. 

Además de enormes bofedales (humedales de gran altura) y una considerable población de llaretas, (especie de flora verde, dura, de lentísimo crecimiento y nativa del altiplano sudamericano), el Parque Nacional Lauca cuenta con los impresionantes bosques de queñoa que crecen a mayor altitud en el mundo (Polylepis tarapacana).

A este entorno natural se agregan sitios como el chacku de Las Cuevas (sitio prehispánico de captura de vicuñas) e iglesias coloniales, como la de Parinacota, ubicada en la declarada Zona Típica del poblado del mismo nombre.

¿Qué hacer en el Parque Nacional Lauca? 

1.-  Observar: Su rica diversidad de flora y fauna, le dio el título de Reserva Mundial de la Biósfera. Puedes ver vicuñas, vizcachas, cóndores y más de cien especies de aves.

2.- Descubrir el pasado: En el Lauca se han encontrado registros fósiles que datan de 9.000 años atrás y que corresponden a fogatas dejadas en el sector por cazadores- recolectores que recorrieron la zona. Tambo Quemado, refugio rocoso Las Cuevas y Chacus Incaico Las Cuevas, son los lugares arqueológicos más relevantes del sector.
3.-Sacar la foto perfecta: Este parque nacional destaca sobre otros en Chile, por encontrarse en una zona de altura y ser dueño de impresionantes paisajes característicos del altiplano. Los volcanes gemelos Payachata, y el lago Chungará, uno de los más altos del mundo,  son dignos de postal.

4.-Deporte y aventura: El parque cuenta con cuatro senderos con diferentes miradores habilitados de distinta dificultad y para todos los gustos. Para los más aventurareros, se puede recorrer en bicicleta o ascender a sus cumbres que superan los 6.000 m.s.n.m.

Si vas a visitarlo recuerda prepararte para la altura, llevar el equipamiento adecuado y respetar su naturaleza.

Suscribirse